Evaluación

La gestión e implementación de las políticas públicas requieren, cada vez más, la medición de su impacto en el ámbito de procesos y resultados, de valorar la eficacia y la eficiencia de todos los recursos gestionados, de fortalecer las capacidades de las instituciones que las gestionan y de promover prácticas innovadoras y transformadoras.

Los sellos de calidad, desde múltiples metodologías, son herramientas eficaces para evidenciar los aciertos, mejorar las estrategias y acciones, y consolidar la experticia relacionada con la temática a la cual hacen referencia.

Las políticas de igualdad de género no son una excepción. Tienen impacto sobre las personas y sobre el desarrollo social, político y económico. Precisamente por eso, es esencial contar con una herramienta que proporcione legitimidad pública, reconocimiento e innovación en la mejora de las políticas públicas orientadas a incorporar transversalmente la perspectiva de género y superar las prácticas que vulneren derechos humanos.

El proceso de certificación incorpora una metodología innovadora que permite:

  • Evaluar las políticas y actuaciones que está llevando a cabo el municipio, mostrando así su situación de partida en el momento de iniciar el proceso de certificación.
  • Certificar el compromiso del gobierno municipal a favor de la igualdad en su gestión y gobernanza.

Una vez el municipio obtiene el Distintivo por la Igualdad de Género debe establecer sus compromisos durante los dos años siguientes. Durante este período tendrá el acompañamiento de la Asociación FORGENDER SEAL y un trabajo en red entre los municipios. Transcurridos los dos años, se realizará una evaluación para evidenciar sus logros. Si el resultado es positivo, podrá renovar el Distintivo.

El sistema de gestión que incorpora SG CITY 50-50 se ha adaptado a la diversidad territorial y competencial de los municipios.

El gobierno municipal puede escoger, entre las acciones propuestas, cuáles serán sus compromisos. Las acciones tienen tres niveles de exigencia y será el propio gobierno municipal quien decida el nivel.

Las acciones se organizan en tres grandes áreas temáticas de gestión divididas por bloques que son claves para conseguir la igualdad efectiva entre mujeres y hombres:

  • Área de liderazgo, gestión interna y capacidades de la organización municipal
  • Área de promoción de los derechos de las mujeres
  • Área de promoción de un entorno libre de violencias y discriminaciones

La Asociación Forgender Seal certifica el proceso y otorga el Distintivo y una entidad evaluadora se encargará de elaborar los informes del proceso de certificación. En el momento de la solicitud, el municipio debe escoger, entre las entidades homologadas, la entidad que lo evaluará.

Las ciudades que dispongan de Planes de Políticas de Igualdad de Género o de estrategias de políticas sociales tendrán un proceso de certificación más fácil y, además, la obtención del Distintivo impulsará la implementación de estos planes o estrategias. No obstante, las ciudades que no dispongan de estrategias de género encontrarán en las herramientas del proceso de certificación una ayuda para iniciar y desarrollar políticas con perspectiva de género.

¿QUÉ BENEFICIOS APORTA LA EVALUACIÓN?

  • Mejora la eficacia del Plan de Acción Municipal.
  • Fortalece las capacidades de gestión e implementación de las políticas públicas de género.
  • Contribuye a la democratización y gobernanza participativa de los gobiernos locales.
  • Consolida el liderazgo en género de los municipios.
  • Potencia las estrategias y programas orientados a erradicar desigualdades
  • Promueve la innovación estratégica para movilizar recursos y personas hacia la igualdad de oportunidades.

 

¿CUÁLES SON LAS ENTIDADES EVALUADORAS?

 

Realizadas las evaluaciones y emitidos los informes, la asociación FORGENDER SEAL otorga el Distintivo por la Igualdad de Género SG CITY 50-50.

La Norma desarrolla requisitos y criterios con indicadores de valoración cuantitativa y cualitativa que establecen líneas estratégicas para contribuir a que los municipios definan con mayor capacidad y eficiencia las políticas públicas de igualdad de género.

Existen dos tipos de requisitos, los operativos y los normativos. Los requisitos operativos son criterios vinculados a los instrumentos técnicos de género que deben cumplirse obligatoriamente en el momento de la evaluación del formulario del Autodiagnóstico. Y los requisitos normativos son los criterios vinculados a la elaboración de planes y políticas estratégicas de la acción del gobierno municipal. Estos requisitos solo serán considerados como requisitos si el ordenamiento jurídico del territorio así lo establece, ya que se refieren a los instrumentos políticos que establece como obligatorios el marco jurídico competente del municipio. El municipio puede demorar su cumplimiento hasta la evaluación del Plan de Compromisos, bien porque se han elaborado los planes o programas exigidos, o bien porque se establecen como acciones obligatorias en el plan de Compromisos. La obtención del Distintivo quedará pendiente de cómo se resuelven los requisitos normativos..

En el caso de que el municipio no tenga la obligatoriedad normativa de disponer de los instrumentos políticos fijados en el formulario, no serán considerados como requisitos. El municipio deberá acreditar y proporcionar la norma donde quede regulada la no obligatoriedad normativa.

 

Los criterios de evaluación son aquellas condiciones que permiten evaluar qué políticas y qué actuaciones está llevando a cabo el municipio, mostrando así la situación de partida del municipio en el momento de iniciar el proceso de certificación. Los criterios disponen de indicadores de situación a los que el municipio tiene que responder afirmativa o negativamente. Las preguntas de los criterios se establecen en tres áreas temáticas de gestión que corresponden a las principales líneas de trabajo para conseguir la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Cada área se divide en bloques.

La conformidad de la evaluación del Autodiagnóstico se obtiene cuando se reúnen los requisitos, como condiciones obligatorias, que están descritos en el formulario según el alcance poblacional del municipio. La conformidad en el proceso de evaluación del Plan de Compromisos se obtiene cuando se logran los compromisos según las advertencias, recomendaciones y fortalezas incluidos en el informe del Autodiagnóstico y se obtiene una determinada puntuación que viene dada por el grado de cumplimiento de los criterios aplicados según el alcance poblacional del municipio.

Se establecen tres niveles de puntuación:

Nivel INICIAL cuando se logra del 60 al 80% de los puntos totales.

Nivel AVANZADO, cuando se logra del 81 al 90% de los puntos totales.

Nivel LÍDER, cuando se logra del 91 al 100% de los puntos totales.


Los gobiernos municipales pueden escoger la entidad evaluadora entre las homologadas, a excepción de los municipios del Primer Tramo que será la Asociación FORGENDER quien los evaluará. Los gobiernos municipales tienen que aceptar las condiciones contractuales de las entidades evaluadoras.