Segueix l’actualitat del Distintiu SGCITY50

La brecha de género se ha visto agrandada por el coronavirus, por lo que la UE está escuchando y actuando sobre esta desigualdad para alimentar la investigación científica y las propuestas políticas futuras.

Aquí hay tres historias de toda la Unión.

Igualdad de género para un futuro mejorLos países bajos

Igualdad de género para un futuro mejor

La profesora Sabine Oertelt-Prigione es experta en medicina sensible al género en el Centro Médico de la Universidad de Radboud en los Países Bajos y miembro de un grupo de expertos de la UE sobre cuestiones de género. Dirigió el estudio reciente del grupo “El impacto del sexo y el género en la pandemia actual de COVID-19”.

Resulta que el sexo de una persona tiene un impacto en la respuesta inmunológica del cuerpo y en la respuesta a las terapias. El género, por otro lado, es importante cuando se trata del riesgo de exposición al virus y las consecuencias socioeconómicas a largo plazo en las áreas de empleo, abuso doméstico y desigualdad.

El informe destaca que incluso si más hombres que mujeres mueren por una infección aguda, los factores sociales contribuyen a que las mujeres corran un mayor riesgo de contraer coronavirus, ya que es más probable que trabajen en profesiones que dependen del contacto cercano.

Incluso el diseño de la ropa protectora no tiene suficientemente en cuenta las diferencias de forma corporal entre hombres y mujeres.

“La pandemia de COVID-19, en toda su tragedia, está demostrando claramente el impacto del sexo y el género en la salud en todos los niveles”.  Conoce a otras mujeres 


Hacia un liderazgo intergeneracional, colectivo y en igualdad.
Cristina Bazán Salcedo y Laura de Grado Alonso | Madrid – 11 noviembre, 2020

La reconstrucción de un futuro mejor y en igualdad pasa por un liderazgo urgente, interseccional, colectivo e intergeneracional en el que participen mujeres y niñas de todo el mundo y de todos los sectores pero, también, hombres.

Esta ha sido una de las conclusiones de la tercera y última jornada del Foro Mundial de Reikiavik – Mujeres Líderes 2020, organizado por Women Political Leaders (WPL) junto al Gobierno y el Parlamento de Islandia, que ha reunido, entre el 9 y 11 de noviembre, a más de 800 presidentas, vicepresidentas, congresistas, artistas y directoras de organizaciones para hablar, con esperanza, sobre los retos políticos y sociales del futuro.

La última jornada del evento, celebrado de forma virtual, ha contado con panelistas como la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y expresidenta de Chile, Michelle Bachelet; la presidenta de Estonia, Kersti Kaljulaid; la empresaria Belinda Gates; o el ministro de Relaciones Exteriores de Islandia, Guðlaugur Þór Þórðarson. 

Y entre los temas que se han debatido están la mejora de la calidad de la atención médica a las mujeres, la digitalización de las sociedades y la innovación. Además se han expuesto fórmulas para contribuir a una mayor igualdad y se ha analizad cuál es el camino a seguir para fortalecer el papel de las mujeres tras la COVID-19 y la búsqueda de un liderazgo resiliente llevado a cabo por ellas.

Liderazgo interseccional, intergeneracional, horizontal y solidario

“Mi mensaje: Igualdad en esta generación. Ya. Es un mensaje de urgencia, de cambio radical liderado por jóvenes pero enfocado en el cambio intergeneracional”, ha afirmado la directora de la División de Sociedad Civil de Onu MujeresLopa Banerjee, durante su participación en el panel “Mujeres líderes por la igualdad de generación”.

En él, tratando de buscar características al liderazgo que se necesita en el futuro inmediato, las participantes han repetido palabras como interseccionalidad, horizontalidad, solidaridad o sostenibilidad, y han reconocido el empuje de las jóvenes feministas.

Digitalización, una oportunidad para la igualdad

Durante el panel ”Avance rápido hasta ahora” se han expuesto los cambios impuestos por la COVID-19 en la sociedad, que ha aumentado la dependencia de las comunicaciones remotas, el consumo en línea y el trabajo desde casa, unos cambios que “tendrán consecuencias en la equidad de género”, según ha reconocido la fundadora y actual directora ejecutiva de DHgate.com, Diane Wang. 

Por lo que tanto ella como la vicepresidenta ejecutiva y directora general de CBS News Digital, Christy Tanner, han coincidido en señalar que aunque las mujeres son conscientes de la importancia de la digitalización y de que puede ser una oportunidad para la igualdad, no todas tienen las mismas oportunidades y muchas de ellas se enfrentan al desafío de la capacitación digital.

“El acceso a las habilidades digitales es el problema clave que hay que atajar”, ha añadido Wang.

Por su parte, la presidenta de Estonia, Kersti Kaljulaid, durante una entrevista sobre cómo las sociedades digitales pueden ser un aliado en el avance de la igualdad ha afirmado que “la COVID-19 ha sacudido las economías del mundo y nos ha ayudado a darnos cuenta de que el 30 % de los trabajos se pueden realizar desde cualquier lugar”.

“Esto brinda a las mujeres enormes oportunidades“, ha explicado, ya que les permite conciliar “su vida laboral y su vida doméstica mientras tienen hijos pequeños” sin tener que renunciar a su carrera profesional.

“Las niñas crecen pensando en que el poder es malo”

El machismo sigue estando muy presente en la política, pese a que cada día hay más mujeres que deciden romper barreras y son elegidas para ocupar puestos de poder, ha aseverado la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en una charla con la exprimera ministra de Australia Julia Gillard.

“Creo que las cosas se han vuelto más difíciles en la política para hombres y mujeres, pero particularmente para las mujeres porque suelen ser más discriminadas en el sistema”, ha dicho la también expresidenta de Chile.

Bachelet ha asegurado que durante sus dos mandatos como presidenta del país sudamericano experimentó de cerca el machismo. “Cuando se discuten cosas importantes tienden a menospreciar la figura de una mujer como líder y le hablan como si fuera una cosa y no una persona con la misma inteligencia, con capacidades. Es una forma muy sexista de relacionarse con las mujeres”, ha indicado.

La política chilena ha afirmado que como consecuencia de este machismo “las niñas crecen pensando en que el poder y la ambición son malos”.

Transformar el mundo para mejor

“Debemos asegurarnos de que las niñas, cuando crezcan, puedan entender que eso no es algo malo, que el poder no es el problema. El problema es cómo usas el poder, para qué lo usas. Es bueno tener el poder de transformar el mundo para mejor”, ha recalcado.

Mirando un poco hacia atrás, Bachelet ha confesado que aunque “hubo algunos días difíciles” durante su presidencia, ella nunca le diría a una joven que no se atreva a ingresar a la política si ese es su sueño. “Le diría: no te rindas, a veces puede ser muy desagradable y difícil, pero las mujeres podemos vivir con eso. Trabaja duro y tendrás a otras mujeres que te apoyarán, que estarán a tu lado“.

“No hay perdedores en la igualdad”

Durante este miércoles también ha pasado por los sillones del Foro Mundial de Reikiavik el ministro de Relaciones Exteriores de Islandia, Guðlaugur Þór Þórðarson, quien ha defendido que el día que Islandia “dé por sentado cosas como la igualdad de género, irá cuesta abajo” y por ello siempre tienen la igualdad en la agenda política.

Además, para Þórðarson, es necesario difundir, entre los hombres y detractores del feminismo, la idea de que en “no hay perdedores en la igualdad de género, es un juego en el todo el mundo gana”.

Mujeres tras la COVID-19

La COVID-19 ha sido uno de los temas estrellas del foro de este año por las oportunidades de reconstrucción que ofrece y la posibilidad de repensar la sociedad actual. Así, durante el panel “Mujeres tras la pandemia”, la empresaria Belinda Gates ha afirmado que el coronavirus “ha expuesto todas las grietas de nuestra sociedad”

“Los medios de vida de las mujeres se ven drásticamente afectados, están perdiendo puestos de trabajo al doble que los hombres (…) Necesitamos mujeres en la mesa de toma de decisiones”, ha añadido Gates, y no ha querido terminar su intervención sin señalar la aportación del trabajo no remunerado de las mujeres.

“Tenemos que reconocer como sociedad que todas las economías del mundo se construyen sobre las espaldas de mujeres no remuneradas“, ha admitido.

Cuatro países tienen parlamentos totalmente paritarios 

Además, durante última fecha del foro, se ha presentado el Atlas mundial de mujeres, un conjunto de información gráfica impulsada por McKinsey & Company para ilustrar el progreso (o la falta del mismo) hacia la paridad en el liderazgo en una variedad de sectores.

Según el Atlas, en la actualidad tan solo cuatro países han conseguido la paridad entre mujeres y hombres en el parlamento: Bolivia, Cuba, Ruanda y Emiratos Árabes Unidos, y 48 tienen el 30 % o más asientos parlamentarios ocupados por mujeres.

Por el momento ningún país ha logrado la paridad en los directivos de las mayores empresas cotizadas públicamente y quince tienen un 30 % o más mujeres en los consejos de dichas empresas.

Durante la clausura y ceremonia de entrega de premios, la presidenta del foro, Hanna Birna Kristjánsdóttir, y la fundadora y presidenta de WPL, Silvana Koch-Mehrin, han agradecido la aportación a mujeres políticas, pioneras e innovadoras y, en concreto, a Nancy G. Brinker, fundadora de Susan G. Komen and Promise Fund of Florida, quien ha recibido el premio del Foro “Poder, Juntos” por ser la creadora del lazo rosa el ícono mundial de la concienciación del cáncer de mama.

A lo largo de los tres días el evento ha acogido a líderes internacionales como la Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva de ONU MujeresPhumzile Mlambo-Ngcuka; la directora ejecutiva y fundadora de la organización no gubernamental de derechos civiles Rise, Amanda Nguyen; la Secretaria de Estado de EE. UU. 2009-2013, Hillary Clinton; la vicepresidenta Ejecutiva de Mastercard, Ann Cairns; la líder de la oposición en BielorrusiaSviatlana Tsikhanouskaya; o la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan

Fuente de la noticia: efenfeminista


Discusión electrónica sobre el liderazgo de las mujeres en la respuesta COVID-19

Las mujeres son las más afectadas por la actual pandemia de COVID-19. Más allá del efecto directo de la infección por el coronavirus, la salud y la seguridad de las mujeres están en mayor riesgo a medida que se informa una mayor prevalencia de violencia doméstica y abuso y se reducen los servicios de salud sexual y reproductiva. En este momento de crisis sin precedentes, las mujeres también enfrentan una mayor carga de atención y el consiguiente riesgo de enfermarse porque representan a la mayoría de los trabajadores y cuidadores de atención médica de primera línea en hogares y comunidades a nivel mundial. Todo esto se suma al impacto indirecto desproporcionado de la pandemia en los medios de vida de las mujeres en todas partes. Con la mayoría de las mujeres trabajando en la economía informal., a menudo carecen de seguro de salud y seguridad social, lo que los pone en mayor riesgo.

Si bien las mujeres representan el 70% de los trabajadores sanitarios del mundo y en general son más vulnerables en tiempos de crisis, solo representan el 25% de los legisladores y el 6% de los líderes estatales y gubernamentales. Las fuerzas de tareas de respuesta a emergencias en todo el mundo están dominadas mayoritariamente por hombres, como se ve, por ejemplo, en los Estados Unidos y el Reino Unido . Además, pocas mujeres son invitadas y citadas en los medios de comunicación para proporcionar experiencia en respuestas de socorro y recuperación.

La representación siempre es importante, especialmente en tiempos de crisis. Las formas en que respondemos a la pandemia y sus ramificaciones desafiarán a las instituciones democráticas de una manera sin precedentes si no se toman las medidas adecuadas. Con el aplazamiento de las elecciones o la anticipación de la votación remota, el cierre de los parlamentos o las deliberaciones en línea, y la reducción de los espacios tradicionales en los medios, las voces de las mujeres pueden silenciarse aún más a medida que los problemas de igualdad de género pasan a un segundo plano.

Para garantizar una respuesta óptima de socorro y recuperación sin comprometer la seguridad y los derechos de las mujeres, los gobiernos y los tomadores de decisiones en todos los sectores deben incluir una perspectiva de género en todas las decisiones. Las políticas sensibles al género que reconocen y responden a las necesidades de las mujeres beneficiarán no solo a las mujeres sino a la sociedad en general. Más que nunca, esta crisis ha demostrado que la seguridad y el bienestar de las personas están determinados por los tomadores de decisiones, tanto elegidos como no elegidos. Todos somos tan vulnerables como los más vulnerables entre nosotros.

Objetivo

Con casi dos millones de casos y más de cien mil muertes deploradas, hay mucho en juego para ignorar las voces de las mujeres y las perspectivas y recursos que aportan. Esta discusión electrónica crea conciencia sobre la falta de liderazgo y representación de las mujeres en la toma de decisiones de socorro y recuperación y sobre la importancia de incorporar respuestas sensibles al género durante y después de la crisis. Se invita a mujeres y hombres en política, activistas de la sociedad civil, profesionales e investigadores a unirse a esta discusión electrónica del 15 de abril al 8 de mayo de 2020. Las presentaciones contribuirán a la elaboración de una respuesta consolidada que aumentará la base de conocimiento disponible sobre el tema .

Preguntas

  1. ¿Se dispone de datos desagregados por sexo sobre los efectos de la pandemia? ¿Cómo ha respondido su gobierno nacional y local a las necesidades específicas de mujeres y niñas en su área?
  2. ¿Son visibles las mujeres líderes en su país / área? ¿Puedes compartir ejemplos de iniciativas exitosas de mujeres líderes para mitigar los impactos del coronavirus? ¿En qué sector están trabajando y qué contribuciones hicieron?
  3. ¿Qué pueden hacer los gobiernos, los parlamentos, la sociedad civil y los medios de comunicación para garantizar que las voces de las mujeres estén más incluidas?
  4. ¿Cuáles son los sectores y espacios no formales donde se toman decisiones clave y las voces de las mujeres deben ser reforzadas (por ejemplo, logística, cadenas de suministro, etc.)?

Contribuir

  1. Use la sección de comentarios a continuación.
  2. Envíe su contribución a  connect@iknowpolitics.org  para que podamos publicarla en su nombre.